Los quesos no solo son ricos, también son nutritivos y tienen diversos beneficios para la salud.

Si tan solo consumiéramos una porción diaria de queso, esto nos podría proporcionar el aporte lácteo que necesitamos para estar sanos. Veamos otros beneficios:

  • El queso es el concentrado perfecto y contiene entre sus principales componentes: proteínas, vitaminas, sales minerales y materia grasa fácilmente digerible.

  • Contiene los aminoácidos necesarios para que el organismo humano funcione correctamente.

  • Es una de las principales fuentes de calcio, mineral fundamental para la salud de los huesos y dientes.

  • Además de que beneficia a los huesos, por su alto contenido en calcio, tiene un efecto positivo en la lucha contra la osteoporosis y otras enfermedades de los huesos.

  • No solo protege los dientes, reduce la placa bacteriana, estimula la producción de saliva y mantiene la boca limpia de forma natural.